Beauceron Cachorros
 

Página
1 - 2

Beauceron
Artículo tomado de la Revista El Mundo del Perro (octubre 1995)

Asegurar nuestra defensa personal contra semejantes y la de los ataques de los grandes animales salvajes fueron, probablemente, los servicios requeridos a los perros por el hombre desde la prehistoria. Más tarde, cuando el hombre se transformó en pastor, el saber guardar y conducir un rebaño fueron los trabajos más apreciados por éste. En la actualidad, incluso en el medio rural más apartado, los cada vez menos frecuentes rebaños y su explotación sedentaria podrían inducirnos a pensar que el papel del perro pastor está por demás. Sin embargo esto no es cierto, ya que en razón a sus cualidades físicas, psocológicas y morales los perros de pastor, y en particular el Beauceron, han reconertido y "reciclado" estas cualidades innatas y las han orientado hacia otros fines, como son: Perro guardián, de defensa, policía; dentro del ejercito, como auxiliar de combate; animal de tracción o portador; también como perro lazarillo, ayudante en la detección de drogas y explosivos, compañero inseparable de personas que padecen problemas psicológicos transitorios y un sinfín de papeles que, como siempre una vez más, es capaz de desempeñar el perro pastor.

El Beauceron tiene un origen común con todas las razas de perros pastores y particularmente con aquellas de tipo lupoide. Así lo afirman los naturalistas del siglo XVIII, los zootécnicos de finales del XIX y los de este siglo. Estos estiman que el Beauceron desciende de un tronco muy antiguo que los paleontólogos han designado con el nombre de "perro de las turberas", Canis familiaris palustris, contemporáneo de la Edad de Piedra; después, del Canis Familiaris metris optimae, y sobretodo de la variedad intermedius, contemporánea de la Edad de Hierro.

No se puede precisar en qué época este perro fue domesticado; de todas formas esta domesticación parece bastante antigua.

Es a partir de finales del siglo XIX cuando la variedad llamada de Beauce figura en las exposiciones. Fue en 1863 cuando se celebró la primera exposición canina francesa, que tuvo lugar en el jardín zoológico de aclimatación, del Bois de Boulogne. Entre los dieciséis perro había trece de color negro de tipo lupoide, con el pelo semilargo y con la cabeza triangular. Podemos con ello pensar que se trataba de los ancestros más próximos del actual pastor de Beauce, si bien su aparencia era aún distinta de la que hoy conocemos.

Fue el 15 de noviembre cuando nació la primera perra beaucerona inscrita en el L.O.F. (libro de Origenes Francés), cuyo nombre fue "Bergére de la Chapelle". Medía 65 centimetros y tenía el pelo semilargo, duro y de color negro, con manchas fuego en las patas y en la cabeza.

Bajo la influencia de los estudios del veterinario Pierre Mégnin, miembro de la Academia de Medicina Francesa, y las observaciones de Sauret y L'Elbent, Emmanuel Boulet toma la iniciativa, en enero de 1896, con el apoyo de Ernest Menaut, inspector general de Agricultura, de convocar una reunión de personalidades en el mercado de Villette, donde se designará una comisión encargada de fijar las características de las dos razas del pastor francés, el de pelo corto y el de pelo largo.

Esta comisión determinó denominar Pastor de Brie a la raza de pelo largo y Pastor de Beauce a la de pelo corto, no porque fueran originarias de estas regiones francesas, sino simplemente para distinguir a una de la otra.

Después de esta decisiva reunión fueron adoptados los primeros estándares de las dos razas y meses más tarde el Club Francés del Perro Pastor fue fundado bajo el patrocinio del Ministerio de agricultura francés y presidido por Emmanuel Boulet.

En 1911 con el impulso del señor A. Siraudin, se crea el Club de los Amigos del Beauceron. Club que hoy en día sigue existiendo en Francia y gracias al cual la raza ha tenido toda ayuda a la hora de la selección, de fijar caracteres y de apoyar y dirigir los amateurs, grandes amantes de la raza en Francia cuya contribución ha sido decisiva a la hora de mantener y mejorar al "medias rojas". En la actualidad ocupa la presidencia de dicho Club el señor René Sauvignac.

Sus estatutos mencionan como fines esenciales el promover con todos los medios posibles la mejora, crianza y adiastramiento de estas razas, tan útiles colaboradores indispensables en la granja y al mismo tiempo fieles guardianes, y el recompensar a los mejores ejemplares; organizando concursos de perros pastores en trabajo y exposición, difundiendo a través de grabados los más bellos ejemplares, adjuntando la descripción de cada variedad con el fin de facilitar la elección de los reproductores y de informar a los criadores.

Fue en este mismo año cuando Cornevin, profesor de la Escuela de Veterinarios de Lyon, describe en su obra de zootecnia una raza de Pastor o de Brie y una raza de Boyero o de Beauce, y publica, con el apoyo de Boulet, sus caracteristicas y un conjunto de medidas correspondientes de estas dos razas.

Así, durante años, y más precisamente hasta la guerra de 1914, asistimos al desarrollo de la diferenciación de los dos tipos a la precisa determinación de los diferentes puntos estándar de estas dos razas.

Los perros Pastores de Beauce se encuentran entre las razas caninas mejor dotadas desde el punto de vista de la inteligencia. Su fisonomía y su comportamiento así lo demuestran.

  Página 1 Ir a Página Siguiente >