Beauceron Cachorros
 

 

Acerca del corte de orejas

De unos años a esta parte han surgido detractores del corte de orejas en el perro. Sin embargo cada vez son más las personas que visitan al cirujano para hacerles intervenciones de estética. Se trata de dar al perro una serie de ventajas:

1. Prevenir que acabe padeciendo otitis crónica, como les pasa a muchas razas de orejas caídas.

2. Conseguir una mejor audición con la nueva disposición del pabellón auditivo.

3. Reducir el riesgo de desgarrones en el pabellón auricular y otohematomas (por mordiscos, enganches en vallas, en matorrales, etc)

4. Y, por supuesto, no lo vamos a negar, también les proporciona algo de estética, pues les da una imagen más agresiva, más despierta, ya que el perro de defensa debe tener un aspecto disuasorio.

En cuanto a la técnica de operación, se debe realizar con el perro bajo anestesia general, con lo cual ni siente ni padece. Después sólo resta esperar de siete a diez días hasta que cierren bien los puntos de la herida y quede totalmente cicatrizada. Tan sólo unas pequeñas molestias de unos días y todo una larga vida disfrutando de sus ventajas.

No olvidemos la consideración que hace el estándar de su raza:

"A igual calidad, el perro que tenga las orejas cortadas pasará delante de auqe que las tenga sin cortar."

De todas formas, decir a título informativo que es el club de la raza el que toma la decisión en cada país para que se lleve a efecto el corte de orejas o para que quede prohibido. Por el momento en España no hay club de la raza y en Francia (país original de la misma) se sigue haciendo el corte de orejas.

Por supuesto como ya he mencionado, se debe realizar con anestesia general. Una vez que el perro está completamente anestesiado, se toma la precaución de introducir unos algodones dentro del oído para que hagan la función de tampón y que no dejen entrar líquidos (antisépticos, sangre) durante el tiempo de operación y se procede a la limpieza y desinfección del pabellón auricular con un antiséptico (agua oxigenada, iodo, alcohol).

A continuación se toma como referencia de altura de la oreja, la longitud que existe desde la punta de la "trufa" hasta el "stop". Esta medida se traslada al cráneo, poniéndola en vertical, en la línea imaginaria que une las dos orejas y se juntan éstas. Donde se toquen con la altura indicada se realiza un corte con la tijera a las dos orejas a la vez, para que luego nos salgan del mismo tamaño.

Se procede a cortar primero una oreja y después la otra. Para cortar la oreja utilizaremos una pinza denominada de "Pincemin". La aplicaremos al perro y cuando esté bien apretada cortaremos, bien con bisturí, bien con tijeras, el trozo que nos queda afuera de la misma. Una vez realizado el corte se puede mantener la pinza cuatro o cinco minutos para que nos proporcione una mejor hemostasia. Se retira la pinza y con un cauterizador eléctrico se procede a cerrar los pequeños vasos que pierden sangre. Una vez hecho esto, y antes de empezar a coser, con la tijera quítaremos lo que se llama "el pendiente". Es un trozo de piel y carílago de forma triangular que nos queda en la base de la oreja. Con esto la redondearemos.

Para coser utilizaremos cualquier tipo de sutura, no reabsorbible. A ser posible de poco calibre. Podemos aplicar puntos sueltos o sutura continua. Una vez cosida la oreja se pasa a hacer lo mismo con la otra y cuando están las dos ya cosidas se procede a la unión de una oreja a la otra por la parte externa del pabellón auricular mediante una cola textil. Con un poquito que se aplique es suficiente.

Así quedan las dos orejas unidas y sin peligroy los dos brodes de la herida al aire, lo que favorece una cicatrización más rápida y la aplicación más fácil de antisépticos. Hay que tener cuidado para que el cachorro no se rasque, porque esto retrasa la cicatrización y el tiempo que tarda en estirar las orejas. Una vez cicatrizados los bordes de la herida se quitan los puntos y se mantienen con el pegamento hasta que éste se suelta (cuatro o seis semanas después de la intervención). Alguna vez tendremos que recurrir a la ayuda del esparadrapo para que se terminen de quedar erectas.

En cuanto a la edad más indicada para realizar el corte, decir que va desde las seis semanas hasta las catorce. Este es el período más indicado para llevarlo a efecto.

Por lo que se refiere al corte, decir que este perro se valora por su rusticidad, por lo tanto se debe llevar un corte que le dé ese aspecto. Debe ser con una plantilla (bien la de "PIncemin" u otra) que le dé un corte ligeramente convexo, quedando la convexidad hacia afuera

JESUS RUBIO ESQUIDE
(Veterinario y criador de pastor de Beauce. Afijo de Beauce Elite)

  Página 1